RIÑA ENTRE VECINOS SUSPENDE ENTREGA DE VÍVERES DEL MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL

0
4038
Riña entre vecinos

En una batalla campal que ocurrió en la tarde de este martes, el Ministerio de Desarrollo Social suspendió la entrega de víveres al Comedor del Barrio San Agustín de la Ciudad de San Juan Nepomuceno.

Melissa Sánchez, Delegada de los comedores comunitarios de la Zona Caazapá-Guairá, llegó a San Juan Nepomuceno con toda su comitiva para proporcionar de provisiones al Comedor San Isidro del Barrio San Agustín de la Ciudad de San Juan Nepomuceno. Pero se encontró con una contrariedad entre vecinos.

Primeramente el inconveniente fue el local en donde se debería de realizar la correspondiente entrega, la anterior comisión había fijado en papeles que el comedor era en otro sitio, y ese lugar había sido alquilado bajo contrato, la anterior comisión fenecio su mandato al igual que la renta del recinto donde actuaba de comedor.

Posteriormente se conformó una nueva comisión con nuevos integrantes, presidida por la señora Rosana Ramona Aquino, la misma demoró en el reconocimiento de su junta. Y 48 horas antes de la fecha fijada para la entrega recién arrendo un sitio para que sea descargado los víveres. Ese fue el principal problema, la ubicación exacta. Debido a que la comitiva tenía órdenes precisas de proporcionar de víveres a la comisión actual en el alquiler de la otra comisión cuyo contrato ya expiró.

Seguidamente los dimes y diretes entre los vecinos a la presidenta de la comisión, los mismos denunciaban que sus hijos no fueron incluidos en la lista que se debe de conformar para determinar a cuantos niños alimentar. Y que por ese motivo solicitaban transparencia por parte de la nueva comisión. Además de alegar que los integrantes del grupo utilizaban los víveres como si fueran suyos llevando a sus respectivos hogares.

Finalmente un señor propinó un golpe a Isabelina Delvalle, coordinadora del Comedor San Roque, comunidad de San Juan Nepomuceno, que se encontraba también en el lugar para que se pueda realizar la entrega de víveres en el comedor al cual pertenece. Aparentemente al señor le molestaba la presencia de esta señora y en ese instante inició la trifulca.

La Delegada de los comedores comunitarios de nuestra zona decidió en ese momento suspender la entrega de víveres al Comedor del Barrio San Agustín. La policía Nacional llegó al lugar para dar fin a la batalla campal entre vecinos.