Tras las nuevas restricciones anunciadas para la Semana Santa, la Policía Nacional y la Patrulla Caminera aclararon que no podrán detener a los ciudadanos que se desplacen al interior, pero sí realizarán estrictos controles preventivos para contrarrestar la propagación del virus.

Los controles policiales y de la Caminera se intensificarán en varios puntos del país como en Asunción, Central y Cordillera, de manera a evitar la propagación del virus a ciudades del interior.

Si bien, ambas instituciones realizarán estrictos controles preventivos y de documentación, no podrán detener a las personas que circulen dentro del horario establecido en el nuevo decreto del Ejecutivo, que limita el desplazamiento desde las 5.00 hasta las 20.00 desde el próximo sábado.

El comandante interino de la Policía, el comisario Luis Arias, explicó que los efectivos realizarán verificaciones de personas, de vehículos y las documentaciones correspondientes en las barreras de control en diferentes zonas del país.