Una jueza dispuso este martes que César Ramón Ortiz Sosa, alias Gordito Lindo, sea trasladado hasta el penal de Emboscada, pese a la presión por parte de reclusos que pedían vuelva a Tacumbú.

Daniel Benítez, viceministro de Política Criminal del Ministerio de Justicia, informó este martes a los medios que un Juzgado determinó que César Ramón Ortiz Sosa, conocido como Gordito Lindo, sea derivado a la Penitenciaría Nacional de Emboscada. La decisión se dio pese a la tensión que se desató en Tacumbú, debido a que los reclusos exigían que el reo sea devuelto al mismo recinto.

Benítez aseguró que ya les manifestaron a los reclusos y a los familiares que se trata de una orden judicial y que “no está en sus manos decidir el lugar (de reclusión)”.

Asimismo, el viceministro aseguró que la situación en el penal ya fue controlada y descartó que los inconvenientes registrados en el sitio durante esta jornada se hayan tratado de un amotinamiento.

“Está todo tranquilo, todo controlado, pudimos conversar también con las personas privadas de libertad, explicándoles el motivo de la intervención y les pedimos que colaboren con nosotros para que podamos tener un penal tranquilo. Hablamos con todas las personas, personalmente yo hablé con todos sin distinción”, aseveró el funcionario.

El representante del Ministerio de Justicia también dijo que las personas que se encontraban en el techo de la Penitenciaría Nacional Tacumbú ya se bajaron, pero señaló que la intervención en el lugar proseguirá por unos 15 días.

Al ser abordado sobre la veracidad de que el clan Rotela es el que maneja el centro penitenciario y no así las autoridades, Daniel Benítez alegó que el Ministerio de Justicia se encuentra en el lugar “demostrando que la institución es la que maneja el penal”.

En medio de su conversación con los medios, Benítez habló con Jessica Salinas, pareja de Gordito Lindo, a quien le dijo que “va a estar bien” en Emboscada y le pidió que “no se preocupe”, asegurándole que desde el Ministerio de Justicia la van a acompañar. La mujer pidió este martes a las autoridades que el hombre sea reinsertado a Tacumbú ante el temor que atenten contra su vida.

Agentes policiales rodearon nuevamente este martes Tacumbú, ante la alerta de un aparente nuevo motín en el lugar, tras la fuga y la recaptura de Ortiz, alto miembro del clan Rotela. Este martes también se confirmó la fuga exitosa de Salvador Martínez Bazán, de 27 años, quien estaba preso desde el 2020 por robo agravado y con su segundo ingreso a la prisión.

El hombre ya había escapado del penal de Emboscada en circunstancias desconocidas. Sobre su paradero, el viceministro de Política Criminal dijo que la Policía Nacional está llevando adelante los trabajos para su recaptura y que se espera que en las próximas horas haya avances en ese sentido.

Un preso también perdió la vida este martes en la Penitenciaría de Tacumbú, cuyo cuerpo no presentó rastros de violencia y se habla de una sobredosis, pero se desconoce si fue obligado a ingerir algún tipo de droga.

El ministro de Justicia, Édgar Olmedo, dispuso el domingo la intervención de Tacumbú, tras la fuga de los dos presos y luego de una revisión de la penitenciaría.