1.500 millones de guaraníes es lo que Alejandro “Pipo” Díaz Verón gastará en remodelar el edificio de la Gobernación de Caazapá, mientras que en el Hospital Regional el tomógrafo está descompuesto.

El aparato es necesario al momento de considerar el resultado de las pruebas de imagen para establecer un diagnóstico de daños pulmonares a causa del Covid-19.

En una nueva muestra de antipatía y falta de responsabilidad social el gobernador de Caazapá, Pipo Díaz Verón destina recursos del tesoro en obras materiales innecesarias como la remodelacion del edificio de la Gobernación de Caazapá. El monto a ser desembolsado oscila los 1500 millones.

En tanto en el Hospital Regional de Caazapá, hay una carencia urgente, más en estos tiempos de Covid-19, que es el arreglo del tomógrafo. Un aparato imprescindible para la detección temprana de daños pulmonares a causa del virus.

La actitud de Pipo Díaz Verón es incomprensible, en vez de dotar los hospitales del departamento más pobre del país con herramientas necesarias para combatir esta crisis sanitaria. Él hace obras con fondos que provienen, principalmente, de los impuestos pagados por la ciudadanía.

Slider image
Slider image
Slider image

Una ciudadana identificada como Maria Cristina Gonzalez escribió en su facebook: “Me topeté con esta puerta yo feliz, pero al levantar un poco más mi mirada me encuentro de que “NO FUNCIONA”… hasta tal punto nuestras autoridades demuestran el nivel de incompetencia y falta de gestión ante esta enorme necesidad de contar con un Tomógrafo funcionando las 24 horas. Verdaderamente duele ver como el pueblo sufre ante tanta decidía… pero como Juan Pueblo no es nadie, no les interesa… Bandidos y ladrones que no son capaces ni siquiera de dar la cara por su pueblo y brindarle un mejor servicio de salud… Dueles mi querido País, dueles mi querido Caazapá”.

A su vez el ciudadano Carlos Ríos Anzoategui: se quejó “Y los 1 millón de dólares que cada gobernación recibió por la pandemia? alrededor de los Hospitales siempre están los privados,… Y quienes son los dueños, Dres, o algún político, entonces no les conviene que el servicio público funcione.Pero el pueblo debe exigir que estos servicios funcionen, la mayoría de la gente ni para el pasaje le queda de tantos gastos que tiene con un familiar enfermo, y estos políticos juegan con esa realidad!!Hay que exigir, en Caazapá necesitamos camas de UTI que el gobernador anunció se tendrían, recibió la ayuda, y hasta ahora nada”

Los habitantes del departamento de Caazapá claman la reparación del tomógrafo, se desesperan por encontrar camas UTI, mientras que el vanidoso Pipo Díaz Verón, el representante elegido por ellos, remodela su oficina.