La hermana de Alcides Oviedo, uno de los líderes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), asegura que las adolescentes abatidas son hijas de los miembros del grupo criminal y que han sido ejecutadas y vestidas con las ropas camufladas por miembros de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

A través de su cuenta de Facebook, la mujer manifestó que las menores tuvieron que salir de su patria de nacimiento y adoptar otra nacionalidad para huir de la persecución. Estuvieron al momento del enfrentamiento porque quisieron estar con sus “perseguidos padres” para festejar un cumpleaños y que fueron asesinadas.

Por otro lado una de las mujeres abatidas ayer alrededor de un supuesto campamento del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) recibió seis impactos de bala, y la otra fue herida dos veces. La pericia forense estimó sus edades entre 15 y 18 años.

Durante una conferencia de prensa este jueves, Cristian Ferreira, médico forense de la Fiscalía en Horqueta, detalló los análisis practicados a los cuerpos de las dos mujeres, supuestas miembros del grupo criminal EPP, abatidas el miércoles en un enfrentamiento con la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) alrededor de un campamento ubicado en el límite de los departamentos de Concepción y Amambay, en las cercanías del cerro Sarambí.

El médico explicó que una de las mujeres fallecidas – que aún no han sido identificadas, pero que los análisis indican eran adolescentes de entre 15 y 18 años de edad – presentaba seis heridas de bala – dos en los glúteos, una en la zona axilar, una en el muslo izquierdo y dos en el tórax – y la otra recibió dos heridas, una en el cuello y la otra en la región abdominal.

La identificación de las mujeres por medio del sistema AFIS de la Policía Nacional fue imposible, pero el comandante de la FTC, general Héctor Grau, especuló que posiblemente eran de nacionalidad argentina y familiares de Liliana y Osvaldo Villalba, señalados como líderes del EPP.