“Fallé con el Pombéro y me llevó con él”

0
154

“Ajoavy che kapelu ndive y por eso me sacó de la casa, me llevó y estuve desaparecido estos días”, contó el hombre.

Hasta la Comisaría 5.ª de Santa Rosa, Misiones, llegaron unas personas para avisar que un ser querido había desaparecido hace varias horas. La Policía y los amigos de la familia comenzaron una búsqueda intensa por la colonia conocida como Emilio Acevedo, donde fue visto por última vez Antonio Castro (43).

Pasó el tiempo y nada. Pero a los tres días y cuando todos ya pensaban en lo peor, don Antonio fue encontrado tirado en una zanja. Al ser sacado del pozo, el karai soltó una frase muy llamativa: “Ajoavy che kapelu ndive y por eso me sacó de la casa, me llevó y estuve desaparecido estos días”. Ese amigo del que habla no fue algún vecino o algún compañero de trabajo, sino que se trata del ¡Pombéro!

Son incontables las personas que aseguran que tienen o tuvieron una experiencia con el mismísimo karai pyhare ndaje. Está en cada uno creer o no. Están los que dicen que este ser cuida de ellos y que solamente no hay que fallarle. Y don Antonio es una de ellas. Comentó que su error fue no cumplir con él. “Fallé con el Pombéro y me llevó con él. No tenía nada para darle”, contó, haciendo alusión al “famoso” vicio del cigarro poguasu acompañado de caña.

“Yo me acosté y llegó a mi pieza y ya no me dejó más. Me llevó y amanecí en una zanja, del cual no podía salir. Lo único que te puedo decir es que si pasaba un poco más iba a morir de sed. Gracias a Dios me encontraron y lograron rescatarme tres días después”, añadió.

“Se encuentra bien, tranquilo”
“Che rejamína take, che rejamína take (dejame dormir, dejame dormir). Esa frase repetía Antonio cuando ya se encontraba en su pieza, ya en horas de la noche”, comentó a Crónica don Aníbal, su hermano. “Pero todos pensaron que estaba soñando o algo por el estilo. Al día siguiente nos despertamos y no estaba. Pasaron las horas y no aparecía, y por eso fuimos a la comisaría a denunciar su desaparición”, agregó.

“Gracias a Dios él se encuentra bien, tranquilo. No tenía ninguna herida, solo mucha sed al momento de su hallazgo. Por lo visto el karai pyhare se enojó porque no le dio para su caña”, dijo. “Hay muchos que no creen, pero había sido existe. Era su amigo luego ra’e”, finalizó.

Un médico ñana les guió hacia dónde se encontraba

Don Antonio vive en la casa de uno de sus hermanos, luego de haberse separado de su señora. El karai comentó que no es fácil ser amigo del “señor de la noche”. “Ser su amigo no es fácil, pero tan poco tan difícil, solo no hay que fallar con él. Hay que cumplir siempre”, agregó.

“Mis hermanos fueron junto a un médico ñana y él les guió hacia donde me encontraba, llegaron hasta allí, vieron rastros de pasos y así llegaron junto a mí”, añadió.

RADIO. La noticia se hizo conocer gracias a la radio 90.7 Sanguri FM en el programa conducido por Arístides Genes.
BÚSQUEDA. “Le buscamos muchísimo. No podía salir del pozo. Se deshidrató mucho. Ahora ya está bien, tranquilo”, contó Aníbal.

Fuente, Crónica

Grupo de Curuguaty Informativo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí