La Cámara de Senadores resolvió rechazar los pedidos de pérdidas de investiduras de Javier Zacarías Irún, Rodolfo Friedmann y Sixto Pereira.

Luego de un debate y de fuertes acusaciones, los senadores aprobaron entrar en comisión y posteriormente rechazaron los pedidos de pérdidas de investiduras que pesaban sobre los colorados Javier Zacarías Irún y Rodolfo Friedmann y sobre el legislador del Frente Guasu Sixto Pereira.

El primero en ser blanqueado fue Zacarías Irún, con 19 votos y 20 ausentes. Seguidamente, se votó por archivar el caso de Friedmann, con 19 votos, y posteriormente ocurrió lo mismo con Sixto Pereira, con 22 votos.

En primer lugar el senador Stephan Rasmussen, de Patria Querida, criticó que a poco más de dos horas se haya dado la convocatoria de sesión extra, por lo que consideró irresponsable y una falta de respeto a la Constitución Nacional y a la Cámara de Senadores.

Al mismo tiempo, hizo moción para entrar en un cuarto intermedio con tiempo de 24 horas para estudiar el caso. Sin embargo, la intención no prosperó con solo 10 votos a favor y 25 en contra del aplazamiento.

Tras el rechazo a la postergación, los senadores del Partido Patria Querida (PPQ), algunos liberales y otros colorados anunciaron que no participarían de la sesión.

“Para informar que no participaré de esta farsa. Una maniobra tan burda. Es una sesión de lavandina”, calificó a su turno el senador colorado Juan Carlos Galaverna.

En su oportunidad, el senador de Honor Colorado Sergio Godoy recriminó a la izquierda todas sus acusaciones hacia el sector empresarial, pero que nada de esto tiene peso si al final “votamos por la impunidad”.

“Estamos pactando sobre los cimientos de la democracia, sobre el Senado, que ya no digo honorable. Es una lástima, damos vergüenza”, señaló.

La patriaqueridista Georgia Rúa calificó de “vergonzosa y dolorosa” la sesión. “No se tiene respeto a la ciudadanía, a lo que piensa la gente. Queremos fulminar a los partidos políticos. Es cosa de miserables usar esa mayoría coyuntural y llamar dos horas antes”, apuntó.

Lamentó que con esta acción se está justificando el “que se vayan todos”. “No vamos a participar de este circo ni actuar como payasos”, aseguró.

“Presidente, sabíamos que bajo su presidencia este tipo de actos se iban a dar. Vamos a blanquear, la operación lavandina”, manifestó seguidamente el cartista Antonio Barrios.

Mientras que, por su parte, la senadora de Desirée Masi, del Partido Democrático Progresista, recordó que los mismos que critican la celeridad de la convocatoria habían hecho lo mismo con el ex senador Paraguayo Cubas.

“Díganme dónde estaba la Constitución. Lo hicieron en 20 minutos y con el agravante de que dejaron un partido político fuera del Senado. Inventaron causales y lo dejaron fuera. Les recuerdo que le quitaron una bancada a Paraguayo Cubas. Ahí se bastardeó la pérdida de investidura”, comentó.

Agregó: “Cuando ustedes tienen mayoría no pasa nada. Cuando ustedes no tienen mayoría ahí sí es dictadura”, cuestionó a sus colegas colorados.

Para Hugo Richer, del Frente Guasu, esto es solo la “coronación del deterioro en el Senado”, al tiempo de llamar hipócritas a los legisladores.

“Esto está emputecido. Considero que en este emputecimiento de este tema se metieron cuestiones ideológicas que van mucho más de los hechos fehacientemente comprobados, y me refiero a Sixto Pereira que considero es una gran injusticia”, argumentó.