El nuevo canciller de Brasil: “Vamos a luchar para revertir la globalización y empujarla de vuelta a su punto de partida”

0
142

Ernesto Araújo dejó claro que el gobierno de Bolsonaro significará un punto y aparte en la tradicional diplomacia de la potencia latinoamericana y mencionó a los gobiernos a los que admira: el de Trump, el de Israel, “los países latinoamericanos que se liberaron del Foro de Sao Paulo”, a Italia, Hungría y Polonia

El nuevo canciller de BrasilErnesto Araújo, prometió este miércoles “revertir la globalización” y “liberar la política externa brasileña” de sus supuestas amarras ideológicas, en su primer discurso tras asumir el cargo.

“Vamos a luchar para revertir la globalización y empujarla de vuelta a su punto de partida”, dijo el ministro de Exteriores del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro ante centenares de personas en el Palacio de Itamaraty, sede de la Cancillería en Brasilia.

“Durante mucho tiempo, Brasil decía lo que creía que tenía que decir, queríamos ser el buen alumno en la escuela de la globalización y creíamos que eso era todo. Éramos un país inferior”, agregó Araújo, que comparte con Bolsonaro su rechazo visceral a los gobiernos izquierdistas de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016), que de la mano del Partido de los Trabajadores (PT) introdujeron según él “el marxismo cultural” en la diplomacia brasileña.

El canciller, que citó frases en griego, latín, tupí y español, dejó claro que el gobierno Bolsonaro significará un punto y aparte en la tradicional diplomacia de la principal potencia latinoamericana, que siempre intentó buscar la equidistancia con las grandes potencias y con los gobiernos de izquierda priorizó la cooperación Sur-Sur.

Araújo mencionó a los gobiernos a los que admira, casi todos parte de la nueva ola antiglobalizadora y conservadora que recorre el mundo: el de Donald Trump en Estados Unidos, el de Israel, “los países latinoamericanos que se liberaron del Foro de Sao Paulo (que reúne a organizaciones de izquierda), a Italia, Hungría y Polonia.

“Admiramos a los que luchan contra la tiranía de Venezuela y otros lugares”, proclamó.

Se comprometió a desburocratizar las embajadas y a potenciar las oficinas comerciales para que “Itamaraty tenga el perfil más elevado que nunca tuvo”.

Con casi tres décadas de discreta carrera diplomática, Araújo, de 51 años, comparte con Bolsonaro su visión nacionalista y sus valores conservadores.

Llamó a prestar más atención a las visiones de autores y músicos brasileños sobre Brasil que a los comentarios de la prensa extranjera.

“Para no tener miedo, vamos a leer menos Foreign Affairs y más Clarice Lispector o Cecília Meireles, vamos a leer menos New York Times y más José de Alencar y Gonçalves Dias y vamos a escuchar menos CNN y más Raúl Seixas”.

(Con información de AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí