El poder ejecutivo propuso al poder legislativo el recorte del 50% de los royalties a todos los municipios del país para reasignarlos en un 30% al ministerio de Hacienda y un 20% al Ministerio de Salud.

Centralizar los recursos, a todas luces significará mas pobreza, y menos posibilidades de atender cuestiones referentes a esta crisis sanitaria y económica en el interior de país, atendiendo a la incapacidad manifiesta del gobierno nacional de brindar soluciones paliativas al impacto negativo de esta pandemia, principalmente en los distritos del interior.

El gobierno nacional cree que la Pandemia, solo azota a la capital y departamento central, hasta hoy, no pudo transferir al interior del pais, el subsidio del programa Ñangareko, programa social lanzando hace 15 días.

Este proyecto de ley, pasó a la Cámara de Diputados para su análisis en los próximos días.