Pese a las políticas de austeridad que prometió el colorado Pedro Alliana cuando asumió un nuevo periodo como presidente de la Cámara de Diputados, desde enero de este año, nuevamente sus 80 miembros reciben jugosos cupos de combustible por valor de G. 3.500.000.

Todas las instituciones del Estado sufrieron cortes en su presupuesto atendiendo el contexto de crisis tanto sanitaria como económica, en la que muchos ciudadanos atravesaron por altos gastos, desempleo y cierre de sus negocios, mientras que el Gobierno se vio obligado a adquirir altas deudas para mantener a la función pública y cubrir los millonarios costos de la salud; por ese motivo, se realizaron recortes de gastos superfluos.

El mismo Alliana anunció en marzo pasado nuevos recortes en el presupuesto para destinarlos al Ministerio de Salud en la lucha contra el Covid-19. “Con los líderes de todas las bancadas y representantes del Ministerio de Hacienda resolvimos recortar G. 1.500 millones más de la Cámara de Diputados, para ser utilizados en la lucha contra el Covid-19”, expresó el legislador.

Con esta medida, se alcanzaba G. 10.000 millones transferidos a favor de Hacienda.

Sin embargo, a diferencia del Senado, se sigue otorgando combustible mensualmente a cada diputado por encima de sus remuneraciones de G. 33.000.000.

La ley del Presupuesto General de la Nación no contempla este año el concepto de cupos de combustible, pero una resolución de la presidencia de la cámara dispone que sea distribuido el beneficio a través de un nuevo sistema, el de tarjetas de flota, que permite, mediante una tarjeta de plástico, con un pin, efectuar la compra en las estaciones de servicio habilitadas.

DONACIÓN. Las diputadas del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González y Norma Camacho realizan donaciones de sus vales de combustible cada año a los bomberos voluntarios, pero ante el nuevo mecanismo dispuesto en la Cámara Baja resulta más complicado, debido a que ya no cuentan con las planchas de papel, ahora reemplazadas por las tarjetas.

Por ese motivo, González explicó que están coordinando trasladar los carros de bomberos hasta las estaciones de servicio habilitadas para la carga de combustible, y esto lo deberán hacer en cada ciudad.

Antes de la pandemia, cada diputado y senador recibía al mes, además de su salario de G. 33 millones, un vale de combustible de G. 5.500.000.

En la Cámara de Diputados, de 80 miembros, el gasto en este concepto es de G. 440 millones al mes, lo que por año asciende a G. 5.280 millones. Mientras que en la Cámara de Senadores, de 45 integrantes, al mes se gastan G. 247.500.000 y al año, G. 2.970 millones.

El gasto por año para 125 legisladores es de G. 8.250.000.000.


3.500.000 guaraníes es el monto del vale de combustible que reciben los diputados desde este año, pese a los recortes.