Considerando que el país está atravesando una nueva transición epidemiológica con el aumento sostenido de las consultas por cuadros respiratorios, la doctora Karina Rivarola, jefa del Departamento de Admisión Hospitalaria del Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (FCM-UNA), manifestó que actualmente se puede hablar de que estamos teniendo entre 80 y 100 consultas diarias en el bloque respiratorio y el número de internados ha aumentado también bastante.

Mencionó que si bien se cuenta con un área diferenciada para respiratorios, anteriormente al disminuir los casos, el personal sanitario había sido redistribuido a otras áreas, pero en este momento, nuevamente se están reorganizando los servicios de modo de dar abasto a la gran demanda de consultas.

“El hospital está haciendo una reorganización de recursos humanos y de su personal de enfermería; todo el personal necesario para contingencia serán nuevamente redistribuido a ese sector. Vamos a hacer reestructuraciones necesarias según la necesidad hospitalaria del momento”, adelantó.

Aseguró que el bloque modular es una gran ayuda porque en el primer momento de la pandemia no contaban con ese sector de atención, ahora ya cuentan con un bloque netamente respiratorio y eso ayuda bastante.

Rivarola también dijo que piensan que van a poder resolver las cosas con el bloque modular; en el caso que eso no sea posible, van a tener que pedir ayuda a las cátedras, pero esta situación siempre se ve repercutida en el bloque polivalente.

En cuanto a las salas de internación de las diferentes cátedras, la profesional mencionó que actualmente se encuentran ocupadas en un 90% y solo por mencionar, la II Cátedra está ocupada en un 100%. “Sabemos ya por experiencia que la cantidad en el aumento de las consultas respiratorias se va a ver afectada en las consultas polivalentes por la ocupación y la necesidad de las camas”, sostuvo.

Ola de ómicron

La profesional señaló que recién en dos semanas podrían tener un parámetro más claro de cómo la nueva variante se va a comportar en nuestro país. En ese momento las autoridades van a tomar las medidas necesarias para poder dar respuesta a esta ola de ómicron. En tanto, considera que con la experiencia de las otras variantes, los cuidados y métodos de prevención y la vacunación, no espera un nivel de internación impactante como en principio de la pandemia.

Aseguran que no saben qué pasará, pero sí saben que habrá un alto flujo de consultas y se esperan muchos casos, pero que de esa mayoría creen también se podrá tratar de manera ambulatoria, no se requerirá internación.