El director de Contrataciones Públicas, Pablo Seitz, explicó que el proyecto de reforma de compras públicas plantea evitar posibles direccionamientos en las licitaciones y priorizar las necesidades que tienen las instituciones.

El Poder Ejecutivo presentará este jueves el proyecto de ley de suministro y contrataciones públicas ante el Congreso Nacional.

Al respecto, el titular de la Dirección de Contrataciones Públicas (DNCP), Pablo Seitz, explicó que la iniciativa de reforma plantea evitar riesgos de direccionamiento de las licitaciones y la priorización de las necesidades de cada institución.

“Principalmente, el cambio que surge es que el ámbito de compras públicas deja de estar aislado y forma parte de la cadena de suministros. El sistema de compras públicas estará precedido a una etapa de planificación y control desde el Ministerio de Hacienda”, dijo el funcionario.

La idea del proyecto es que cada ministerio presente a Hacienda su plan de compras, de manera a que Hacienda controle y verifique las necesidades de la institución.

“Hoy en día ningún ministerio está obligado a responder si es o no necesaria la compra. Simplemente, encontramos una repetición cíclica en el presupuesto y esto no determina una eficiencia en el gasto público”, señaló el director.

Seitz aclaró que la normativa afecta a todas las instituciones dependientes del Ejecutivo, además, sugiere el cumplimiento por parte de las instituciones del Poder Legislativo y Judicial. No obstante, se respeta la autonomía de los municipios, que por decisión propia podrán adherirse al nuevo mecanismo.

En cuanto a los riesgos de direccionamiento de las licitaciones, Seitz indicó que el tema representa una lucha constante en todos los países, ya que es un riesgo que se corre en el sistema.

“Lo que pasa con nuestro proyecto es que se cierra la brecha respecto al potencial direccionamiento. También apostamos al uso de la tecnología, la utilización de medios digitales, el pliego electrónico y las cuestiones operativas. Un ejemplo es una disposición reglamentaria que obliga a las instituciones a realizar una segunda vuelta si es que se recibió una sola oferta, porque eso significa que no hay competencia”, mencionó.