El conductor quien vendió más de 33 mil kilos de soja propiedad de la cooperativa Pindo de San Cristóbal que se estaba transportando en un camión de gran porte fue imputado por el delito de apropiación por el fiscal de la causa Carlos Mercado.

Se trata de Hernán Reyes Franco, de 29 años de edad, con domicilio en la colonia Amambay del distrito de Abaí, quien fue imputado por el fiscal Carlos Mercado de esta localidad por el delito de apropiación al vender 33.500 kilos de soja que estaba transportando en un semirremolque de propiedad de Dheyson Briezinski Antubes.

La carga pertenece a la Cooperativa Pindó, que había salido de la colonia Tito Firpo del distrito de Tavaí, donde la cooperativa cuenta con una sucursal.

El hecho ocurrió el lunes 17 de mayo y el conductor cerca de las 18:00 aproximadamente se presentó en la comisaría décima de Abaí para denunciar el supuesto rapto, que él fue mantenido cautivo en la zona de la compañía Kilómetros 7 de Abaí.

Slider image

Sin embargo, al día siguiente ya cayó en contradicción al ser interrogado por los investigadores y llegó a confesar el delito y que él debía recibir 20 millones por la entrega de la carga.

El fiscal imputó al conductor Hernán Reyes Franco por el delito de apropiación y solicitó a la jueza de garantías Blanca Tilleria que dicte prisión domiciliaria para el encausado. La magistrada accedió al pedio del fiscal y dicto la prisión domiciliaria del mismo.