Conferencia. El ministro Huttemann (c) hizo el anuncio.
Conferencia. El ministro Huttemann (c) hizo el anuncio.

Ejecutivo amplió lista de bienes y servicios que serán deducibles cada fin de mes dentro del tributo más recaudador del Fisco, aunque con tope del 30%. Medida se acordó con empresarios.

El Poder Ejecutivo sorprendió ayer al anunciar en Palacio de Gobierno la emisión de un decreto que modifica el régimen de deducibilidad del impuesto al valor agregado (IVA). La presentación estuvo a cargo del jefe del Gabinete Civil de la Presidencia y del ministro de Hacienda, Hernán Huttemann y Óscar Llamosas, respectivamente.

Según explicaron las autoridades del Gobierno, con esta nueva normativa los profesionales independientes podrán deducir las compras de alimentos y bebidas hechas en el supermercado, aunque hasta en un 30%.

Además, como novedad también se incluyó la posibilidad de descontar otros tres nuevos conceptos a la hora de la liquidación mensual: Alquiler de un inmueble hasta en un 50%, cuando este sirva también de vivienda; los servicios básicos, como agua, luz y alcantarillado; y los gastos en publicidad y marketing.

Estos rubros deducibles se suman a los ya vigentes desde la última reforma del 2019, como salud personal, capacitación, vestimenta y compra de útiles y equipamiento necesarios para realizar la actividad gravada (ver la infografía).

La posibilidad de deducir el 30% de las compras en alimentos y bebidas ya había sido propuesto por el Ministerio de Hacienda al Congreso, durante el análisis de la ley que busca ampliar la deducibilidad al 100%, pero finalmente no se tuvo en cuenta dicha posibilidad a la hora de la sanción.

Veto. El ministro Huttemann señaló que para esta decisión se tuvo en cuenta la realidad del sistema tributario y el contexto económico, considerándola como la medida más prudente y sensata. Recalcó que hubo un acuerdo con gremios empresariales para la promulgación de esta medida (ver materiales de abajo).

A su turno, el jefe del Fisco explicó que la idea era encontrar un equilibrio entre el impacto que deberá soportar la recaudación tributaria y la necesidad de seguir acompañando el proceso de recuperación económica y la formalización.

Llamosas dijo que si bien no recibieron aún la ley recientemente sancionada por el Congreso, que permite la deducibilidad del 100% de las compras del supermercado, siguen firmes en que la misma debe ser vetada, una decisión que con la emisión del decreto resulta inminente. Hacienda se había opuesto a dicha normativa porque distorsionaba el espíritu del IVA y supondría para el Fisco USD 100 millones por año. Con el tope del 30%, ese golpe se reduce a USD 20 millones.

Contadores piden promulgar ley

Al movimiento Resistencia Contable no le cayó bien el decreto emitido ayer.

La titular del gremio, Lilian Torres, señaló que solamente con una ley podrán tener seguridad jurídica los contribuyentes, recordando que muchas veces la SET termina vulnerando lo establecido por decreto mediante resoluciones.

Señaló que, como con esta normativa prácticamente se da como un hecho el veto a la ley que permite la deducibilidad del 100%, instó a los legisladores a escuchar al pueblo y rechazar la eventual objeción presidencial.