La Procuraduría General de la República confirmó que, una de las opciones para resolver a nivel local el fiasco de Covax con Paraguay, es una demanda del Estado contra los responsables de este acuerdo, una vez que se resuelva el arbitraje internacional.

Ayer venció el plazo establecido para que nuestro país y el mecanismo Covax lleguen a un arreglo amistoso en relación al conflicto por los 5,6 millones de dólares que desembolsó Paraguay a cambio de nada.

Durante este periodo, Paraguay manifestó que no cree convenientes las propuestas planteadas por Covax que eran dos, y ambas implicaban pérdida de dinero.

Para la rescisión de contrato, solicitaban 180.000 dólares adicionales, además de quedarse con los 5,6 millones que desembolsó Paraguay.

Otra opción era recibir el lote restante: 3 millones de vacunas y el pago correspondiente de 33 millones de dólares.

“Paraguay sostiene que esos fondos deben ser reembolsados porque se trata de un dinero que no ha tenido una contraprestación porque no vinieron en el tiempo acordado”, explicó el procurador Marco Aurelio González en contacto con Nación Media.

En cuanto a las acciones, anunció que Paraguay evalúa ir al arbitraje internacional ante la falta de acuerdo.

A nivel local, advirtió que este Gobierno no encubrirá a nadie. “No vamos a ser cómplices de nada y si hay que reclamar y exigir la responsabilidad de A o B persona, lo vamos a hacer, posterior a la resolución de este conflicto”, subrayó.

Sobre el punto, agregó que, no dará nombres, pero que, los que sean responsables o hayan estado involucrados en alguna cuestión irregular, serán objeto de reclamos y, según indicó, una demanda del Estado paraguayo en contra de los involucrados es una de las opciones.